Palabras que construyen

Actualizado: 20 dic 2021

Las palabras sabias satisfacen igual que una buena comida; las palabras acertadas traen satisfacción.

Proverbios 18:20 NTV



Apuesto a que te gusta que las personas te traten con cariño, te sonrían, te escuchen y de vez en cuando te hagan un cumplido. Personalmente amo que me traten con respeto y que al tener una conversación con alguien, las palabras que se intercambien sean agradables y cero ofensivas. Sencillamente, ¿A quién no le gusta sentirse bien tratado?

Y es que las palabras poseen un poder impresionante. Su autoridad no reside en sí en la combinación de vocales y consonantes, sino más bien en su significado. Diría sin dudar que pronunciar una sola palabra puede significar un gran cambio para la vida de las personas, por ejemplo, cuando el novio y la novia dicen “acepto” en la boda.

Desde mi punto de vista, las palabras son una herramienta, y como toda herramienta pueden ser utilizadas de buena o mala manera. Si se usan bien pueden abrirte muchas oportunidades a cosas maravillosas, de lo contrario, podrían incluso destruir tu vida. Por otro lado, los vocablos no solo tienen repercusión en nuestra vida, ya que también pueden impactar positiva o negativamente en la existencia de otros. Por estas dos principales razones es crucial que entendamos, seamos responsables y sepamos utilizar correctamente nuestra voz para que a través de las palabras edifiquemos y no destruyamos.


La voz como reflejo del corazón

Muy probablemente has escuchado alguna vez la frase “De la abundancia del corazón habla la boca”, de hecho esto es un versículo bíblico (Lucas 6:45 RVR1960). La forma como hablamos dice muchas cosas sobre nosotros. El ritmo, la variedad de palabras, la intención, el tono, entre otras cosas, son pistas para entender un poco más lo que hay en el interior de alguien. Por ejemplo, si una persona vive quejándose probablemente esté llena de sentimientos de frustración o tal vez envidia. El punto es que cada vez que hablamos le dejamos saber a los demás qué es lo que hay dentro de nuestro corazón. Esto se convierte en un imán en el sentido en que dependiendo de la calidad de los vocablos pronunciados por la lengua, las personas pueden sentirse atraídas o repelidas. Por lo tanto, ya conociendo esto debemos procurar que lo que salga de nuestra boca hable bien de nosotros mismos y, como una de las consecuencias, la calidad de las relaciones interpersonales sea mejor.

Ahora, cabe aclarar que en ocasiones habrá gente que no le seamos de agrado, aún incluso cuando lo que digamos sean palabras que transmitan bondad. Es aquí donde debemos ser sabios y distinguir el verdadero motivo por el cual las personas deciden salir o desean entrar a nuestra vida.

Lo que espero y quiero es que seas consciente de que tus palabras te pueden mejorar o desmejorar.


La voz como instrumento para construir

Que agradable es escuchar a alguien que sabe expresarse sin ofender a nadie. Hacer buen uso del lenguaje, en mi opinión, es una característica que hace resaltar a una persona inmediatamente. Sin embargo, utilizar apropiadamente las estructuras gramaticales no es suficiente para sembrar semillas de amor en el mundo. Como te comenté al principio del mensaje, es fundamental que comprendamos el valor de las palabras y, partiendo de ese punto, entonces podamos usarlas bien. Es por esto que creo que para que exista una construcción real se deben atravesar dos fases.

1. Cambio de mentalidad: Nadie puede obligarte a mejorar porque es imposible que cambies para bien si no estás realmente dispuesto a ello. Además, creo que Dios es el único que puede transformar a una persona totalmente, siempre y cuando ese ser humano primero permita que Dios entre a su vida.

¿Lo ves? El cambio de mentalidad comienza por una decisión personal. Entonces, es necesario que nos dispongamos a renovar nuestra mente con el objetivo de comprender el valioso y hermoso impacto que pueden llegar a tener las palabras si las usamos para llevar amor a otros. A esto añadámosle que también caeremos en cuenta de nuestras equivocaciones cada vez que pronunciemos un mensaje negativo o necio, esto con la finalidad de evitar seguir cometiendo este error.

2. Utilizar la voz como instrumento de edificación: Una vez hemos dispuesto el corazón para que con la voz llevemos buenas noticias, es hora de que empecemos a hablar con bondad. ¿Cómo lo hacemos? Es muy sencillo, solo tenemos que comunicarnos con respeto y amor. Por ejemplo, podemos decirle a nuestros amigos y familiares lo mucho lo que los queremos, podemos darle un buen consejo a alguien o haciendo un cumplido como "que linda camiseta llevas puesta hoy" o "me gusta mucho tu punto de vista sobre (un tema en particular)".

Entiendo que no a todos se les hace fácil expresarse oralmente o demostrar sus sentimientos. No obstante, esto no es excusa, ya que lo que importa aquí es la calidad y no la cantidad de palabras. Por este motivo, demostrando una intención pura y genuina de querer ayudar a alguien o sencillamente esforzándose un poco para hacerle saber a una persona que la apreciamos, créeme que hace una gran diferencia.


Me gustaría añadir que nuestras palabras también deben ser usadas para el amor propio. Cuidémonos y no vivamos castigándonos, te invito a que con tus palabras te motives y valores a ti mismo.


Para finalizar, las palabras que vienen del corazón son permanentes, la energía que transmiten no desaparece. Ya estamos cerca de la temporada navideña, por supuesto que todo el año deberíamos hablar con amor, pero ya que se acerca esta época tan especial, me encantaría que con tus palabras puedas llevar un cálido mensaje de paz y gratitud a los demás. Tienes la oportunidad de usar tu voz para construir, no esperes más y comienza hoy.





Te invito a que me dejes tu comentario en la sección de abajo sobre tu opinión de este tema. Si te gustó el mensaje, te agradezco mucho si compartes el mensaje con tus amigos y/o familia, así más personas pueden disfrutar de este Blog. Si deseas conversar sobre algo en particular, puedes enviarme un DM en Instagram, estoy para ti. Sin nada más que añadir, te deseo una feliz semana y un buen día.


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo