Frente a tus ojos

Actualizado: 11 jul

Las buenas historias están a una acción de distancia


Foto de Marina Vitale en Unsplash


No hace mucho escribía “12 uvas”, el primer mensaje que publiqué este año, hoy puedo notar un claro avance en los propósitos que me planteé al principio. El tiempo vuela pero miro hacia atrás y veo todas las nuevas enseñanzas y memorias que recolecté durante estos primeros seis meses, aunque claro, aún no termina este sexto último. Recuerdo la forma cómo conocí a una de mis nuevas amistades, estaba sentado en uno de los espacios de mi universidad, sabía que la había visto antes pero no estaba seguro, le hice un cumplido por su atuendo y el resto es historia, terminó convirtiéndose en mi amiga. Me sucedió algo parecido hace dos semanas, salía de una actividad y estaba lloviendo fuerte, había notado la energía fresca que me transmitía una chica y mientras esperaba que amainara un poco el aguacero, me decidí a platicar con ella. En poco tiempo pude conocer una asombrosa historia; me pareció alucinante como dos personas pueden tener vidas tan diferentes aun conviviendo en espacios tan cercanos.

Y es que me encanta tener ese tipo de momentos porque constantemente estoy deseando conocer nuevas historias, cosa que también me inspira y ayuda a mantener mi día a día interesante. En mi opinión, conocer a las personas es una oportunidad única para aprender, reflexionar y descubrir puertas que están esperando por ti para ser abiertas. Verás, en gran cantidad de ocasiones pensamos en experiencias materializables que nos encantaría vivir; por ejemplo, nos gustaría tener un grupo de amigos para hacer tales actividades, o desearíamos tener un trabajo donde llevásemos a cabo ciertas tareas, o nos encantaría viajar a tal lugar para disfrutar de momentos fascinantes, etc. Lo que sucede es que a veces solemos pensar que para alcanzar esos deseos necesitamos de mucha suerte o ya de paso son sumamente difíciles de cumplir porque se encuentran muy lejos de nuestro presente. No obstante, realmente las oportunidades para lograr aquello que anhelamos muchas veces se sitúan justo al frente de nuestras pupilas.


Ojos bien abiertos

Foto de Cyrus Crossan en Unsplash


Las oportunidades pueden estar en cualquier lugar, solo hace falta darse cuentas de ellas y sacarles provecho. Lo curioso es que muchas veces esas chances están justo ahí, en lo cotidiano, en aquello que tal vez ignoramos o infravaloramos porque lo vemos a diario, incluso en eso que ya tenemos pero no hemos sabido aprovechar. Es por ello que se hace tan importante saber observar, escuchar a las personas, interesarse por conocer más sobre aquello que nos rodea. Permíteme contarte una anécdota, antes de iniciar este blog, yo ya llevaba tiempo con la idea de lanzar un proyecto personal donde el propósito fuera compartir mis ideas con el mundo. Fue un día mientras navegaba por YouTube que me encontré con el video de una chica española donde ella enseñaba su blog, al ver esto inmediatamente quedé fascinado y pensé en crear el mío; no obstante, lo primero que pasó por mi cabeza es que no tenía ni idea de como crear un sitio web. No pasó mucho tiempo después cuando me apareció un anuncio (por poco lo omito) de una página web la cual te permitía crear tu propio blog gratis y fácil. En ese preciso instante supe que era la señal perfecta para hacer realidad aquello que tanto anhelaba y aquí estamos. Lo que quiero decirte es que no hace falta viajar al otro lado del mundo o pretender conocer a determinadas personas o tener tanto dinero para empezar a hacer realidad aquello que deseas, esto porque el primer paso para obtener lo que deseas puede estar frente a ti.


Lánzate a por ello

Foto de Sammie Chaffin en Unsplash


Cuando me propusieron ser director del departamento de finanzas en la fraternidad de la cual soy parte me sentí un poco asustado, era algo nuevo para mi pero era una oportunidad que no podía dejar pasar. En el fondo sabía que tenía las capacidades y estaba preparado para desenvolverme en el cargo así que di el paso, me arriesgué y vaya que lo disfruté. El tiempo que pasé ejerciendo ese rol me trajo un gran aprendizaje, mejoré mis habilidades para trabajar en equipo, conocí nuevas personas, junto a mi querido equipo logramos las metas y me llevé gratos recuerdos. Es así, las oportunidades que se nos presentan solo las hacemos valer si tomamos el riesgo de agarrarlas y asumimos el compromiso que requieren. Personalmente, siento que ahora tomo más riesgos y he perdido la pena para hacer ciertas cosas, claro que medito mis decisiones pero no me quedo solo en mis pensamientos sino que también actúo en el momento preciso. Esa es la clave.


Captar oportunidades + Acción oportuna = Conseguir nuestros deseos


Para terminar, te invito a que te permitas vivir nuevas experiencias, quiero que seas un captador de oportunidades. Ve y habla con ese compañero de clase o trabajo, conócelo, trata de entender cómo piensa. Explora esos lugares que tienes cerca a ti, prueba un nuevo plato de comida, práctica un nuevo deporte, emprende un nuevo proyecto, intenta hacer una receta por ti mismo. Quiero que te des la oportunidad de conocer lo fascinante en lo que parece cotidiano o aquello que ignoras, observa con tus ojos detenidamente. Nunca sabes si ahí estará esa puerta que te lleve al siguiente nivel.✨


Si te gustó el mensaje, te agradezco mucho si lo compartes y me dejas tu like. Me encantaría leer tus pensamientos sobre este tema abajo en los comentarios. Te deseo una buena semana, ¡nos vemos! ❤



¡No te pierdas el mensaje anterior!

⬅️3 de Mayo 2022

"La felicidad: una decisión"



86 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo