Cuando las cosas no salen como queremos

Actualizado: 20 dic 2021

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes--dice el Señor--. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.

Jeremías 29:11 NTV



No es un secreto de que a los seres humanos nos encanta que los planes o las estrategias que diseñemos se cumplan como deseamos. En pocas palabras, que las cosas resulten como queremos. Es probable que tengamos la idea de poder alcanzar las metas propuestas acumulando el menor número de fracasos posibles o incluso llegar a conseguirlas sin ningún percance. No obstante, esto no siempre es así y en muchos casos hay que enfrentarse a una gran variedad de dificultades en el camino. Como seres sentimentales que somos, posiblemente cuando estas situaciones adversas se presentan podemos llegar a sentirnos afligidos, desmotivados, pensar que nuestro esfuerzo se ha echado a perder o hasta llorar por la frustración de creer que no lo lograremos. Sin embargo, es importante que comprendamos y guardemos esperanza en que así como habrá momentos de pesadumbre, seguramente nuevas oportunidades aparecerán.


Sacúdete el polvo y levántate

La vida es la recopilación de miles de millones de instantes, pero lo increíble aquí es que un solo instante puede marcarnos de por vida. En segundos algo que tenemos puede irse para siempre, un pequeño error puede costarnos la perdida de una oportunidad importante o una noticia inesperada puede hacernos sentir muy tristes. Momentos como estos pueden desconcertarnos o “tirarnos a la lona”, pero es aquí donde la mentalidad de ganador toma relevancia. No por fracasar o porque haya tropiezos en el camino significa que seamos perdedores, al contrario, a pesar de que las cosas no hayan salido bien, debemos procurar recomponernos de esa mala experiencia y no rendirnos. Justo así piensan y viven los ganadores.

Mi padre siempre me ha dicho que no importa si pierdes o ganas, siempre debes procurar dar tu mejor esfuerzo. ¿Perdiste y diste lo mejor de ti? Está bien. ¿Ganaste y lo entregaste todo? Muy bien. Esforzarte y trabajar honestamente debe hacerte sentir tranquilo independientemente del resultado. Eso sí, quiero que sepas que ningún esfuerzo sincero y con amor es en vano, a su tiempo tendrá su recompensa aunque creamos que las energías que invertimos se perdieron, esto aplica para todo (estudios, relaciones de pareja, amistades, familia, trabajo, etc.) Dios premia a quienes hacen las cosas con esmero y buen corazón. Además, todas las experiencias contienen lecciones de vida, está en nosotros saberlas interpretar y utilizarlas para crecer como persona.


Nuevos horizontes



No sirve de nada quedarse llorando sobre la leche derramada. Si las cosas no se dieron por cursos del destino, sencillamente continua y ten en mente que seguro se presentará otra oportunidad, esto siempre y cuando hagas el bien y te mantengas positivo. En mi opinión, una persona de mal corazón que toma constantemente decisiones desacertadas y no se dispone a mejorar, escasamente tiene chances de que la vida le sonría. La misma vida se encarga de retribuir lo que uno ha sembrado y que nuevas oportunidades surjan.

Como creyente en Dios, sé que Él está en control de lo que sucede. Si yo hago mi parte bien, Dios se encargará de abrir las puertas.


Para finalizar, me gustaría invitarte a que hagas memoria sobre todas aquellas veces que te sentiste afligido o desmotivado porque algo no salió como anhelabas y que pienses como esas experiencias te ayudaron a mejorar. Ahora, si aún no has sacado una enseñanza sobre lo sucedido, te aliento a que lo hagas. Además, quiero que pienses como un ganador que no pierde la esperanza por próximas chances, así como también te ánimo a que seas una oportunidad de mejora para otros seres humanos.





Te invito a que me dejes tu comentario en la sección de abajo sobre tu opinión de este tema. Si te gustó el mensaje, te agradezco mucho si compartes el mensaje con tus amigos y/o familia, así más personas pueden disfrutar de este Blog. Si deseas conversar sobre algo en particular, puedes enviarme un DM en Instagram, estoy para ti. Sin nada más que añadir, te deseo una feliz semana y un buen día.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo