Capítulo 4: Una vida próspera / Navidad con un sentido

Actualizado: 26 ene

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

3 Juan 1:2 RVR 1960



¿Es la prosperidad tener mucho dinero y poseer gran cantidad de objetos materiales?...

Recuerdo que cuando era niño mi mayor sueño era ir a Disney World, yo sabía que para poder ir allá se necesitaba tener una gran suma de dinero, tanto que tendría que ser millonario para lograr mi anhelo. Por esta razón y por otros deseos que tenía a mi corta edad, mi meta en la vida era ser millonario, multimillonario. Y es que usualmente vemos al dinero como aquella cosa que nos permitirá cumplir nuestros anhelos y ser “felices”. Lo escribo entre comillas porque en realidad esos momentos nos producirían alegría, lo cual es diferente a la felicidad. El punto es que, partiendo de esa idea común en la sociedad, el concepto de prosperidad se tiende a asociar única y exclusivamente con llegar a tener mucho dinero para poder satisfacer todos los anhelos materiales. No obstante, tengo que decirte que esta es una idea equivocada, ya que si bien es cierto la prosperidad contempla el aspecto financiero, también incluye lo emocional y lo espiritual.


Una prosperidad integral

  • Espiritual

Desde mi perspectiva como creyente en Dios, el aspecto espiritual es el más importante entre los tres que te mencioné previamente. Esto porque al construir una relación sana con Dios, tu vida estará cimentada en valores que te permitirán ser una mejor versión de ti mismo. Al tener a Dios como el centro y practicar los principios que Jesús enseña, tanto tus finanzas como tus emociones encontrarán la paz y comenzarán a ser mucho más fructíferas.

  • Emocional

Todos hemos sufrido daños emocionales. Tal vez alguien te hirió con sus palabras, sufriste una traición, fuiste humillado o quizás alguien te abandonó. Cuando nuestro corazón está herido, es muy difícil que podamos prosperar en la vida, el peso que cargamos no nos deja avanzar tanto como quisiéramos. En estas situaciones es donde se hace necesario sanar las heridas, por esta razón, tu mejor opción es perdonar. El perdón es aquella decisión que tiene el poder de transformar tu vida para bien, gracias a él te liberarás de los pensamientos de rencor y amargura. Al invertir en tu salud emocional estás dando un paso muy relevante hacia la prosperidad.

  • Financiera

Por supuesto que el dinero es necesario e importante. Si quieres prosperar financieramente debes ser sabio y tomar decisiones acertadas con el dinero que tienes. Sé que no soy un genio de las finanzas, pero puedo decirte con seguridad que para poder prosperar financieramente debes aplicar principios sencillos. Uno de ellos es establecer un presupuesto que se acomode al nivel de vida que puedes permitirte en el momento. Esto contempla ser responsable con tus obligaciones financieras (deudas, pago de servicios, comprar bienes de primera necesidad) antes de querer satisfacer tus deseos no necesarios (lujos, vacaciones costosas, ropa cara, carro último modelo). Debes ser paciente, primero tu prioridad debe ser manejar inteligentemente lo poco que tienes y seguramente pronto tendrás más. Recuerda siempre que para tener más debes ser disciplinado e inteligente. Multiplicar tus ganancias incluye ahorrar e invertir, ya sea en activos fijos, preparación profesional, crecimiento personal, experiencias de calidad con los que amas, entre otras cosas que generen un retorno positivo real a tu vida.


“Soy agradecido con lo que tengo, lo comparto con la sociedad y mi vida prospera. Así una y otra vez”


Para concluir, ya se acerca un nuevo año lo cual es perfecto para que inicies con nuevos proyectos y continues aquellos que ya llevas construyendo desde tiempo atrás. Hoy te invito a que trabajes en cada uno de los aspectos necesarios para lograr una vida próspera. Es un camino donde te sentirás agotado, tal vez pensarás en desistir, sin embargo, ten en mente que la prosperidad se cultiva cada día y merece cada segundo que inviertes en lograrla.


Agradecimientos: Tengo el corazón lleno de gratitud, te doy las gracias por acompañarme este 2021 semana a semana en este Blog. Ha sido un tiempo fantástico y te aseguro que en 2022 seguiré trabajando y poniendo mi vida al servicio de la familia del Blog, así también como a toda la sociedad.

Da lo mejor siempre.



Si te gustó el mensaje, te agradezco mucho si lo compartes con tus amigos y familiares, ya que así más personas pueden disfrutar de este blog. Me encantaría leer tus pensamientos sobre este tema, así que déjame tus comentarios abajo. Te deseo una buena semana, ¡nos vemos! ❤


⬅️Capítulo anterior

"Un corazón dadivoso"

Diciembre 21


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo