¿Cómo lograr todo lo que nos proponemos?

Actualizado: 8 sept 2021

Encomienda al Señor tus acciones, y tus pensamientos serán afirmados.

Proverbios 16:3 (RVC)


Todos queremos algo, sí, apuesto a que en este momento deseas algo en particular, ya sea que quieras tener un millón de dólares en tu bank account, ser el crush de tu crush, tener antojo de tu postre favorito, tener tu propia casa, viajar a la ciudad de tus sueños, lograr un doctorado, etc. El punto es que todos anhelamos algo en específico, queremos materializar ideas; en todo momento estamos consumiendo cosas, consumimos contenido en redes sociales, compramos ropa, vemos películas, en ocasiones vamos a nuestro restaurante favorito y gastamos un poco de nuestro dinero para deleitarnos con nuestro plato favorito. Pero, si te detienes a pensar un segundo, verás que todo eso que anhelas, y finalmente consigues cumple un proceso simple al interior de tu mente (Ver Esquema 1).


Esquema 1


Comprobemos si el esquema es verdadero, supongamos que queremos comer pizza (si no te gusta la pizza, imagina tu comida favorita), lo primero que sucede en nuestra mente es tener ese deseo, es decir, nos decimos a nosotros mismos “quiero comer pizza”(idea inicial). Luego, vemos si tenemos lo que necesitamos para comer pizza (evaluación de los requisitos), las cuales son tres cosas, el dinero para comprarla, una pizzería abierta y por último, disponer del tiempo necesario para ir a la pizzería, comprar la pizza, esperar que esté lista y comerla (obtención de los requisitos), y ya nos queda por último hacer eso realidad y disfrutar de nuestro antojo (cumplimiento del deseo).

Todo esto solo es posible con esfuerzo, de algo o de alguien. Es decir algo o alguien debe disponer de su tiempo y de su trabajo físico para lograr satisfacer este deseo, en este caso particular, quien dispone de sus recursos somos nosotros.

Después de haber visto este sencillo ejemplo, podemos concluir dos cosas muy importantes sobre el proceso de consecución de nuestros objetivos:

1. Para poder lograr lo que queremos debemos disponer de un plan.

2. Se necesita tiempo y trabajo para conseguir lo que deseamos.


Veamos el primer aspecto, disponer de un plan. Recuerdo que mientras cursaba mi tercer semestre en la universidad, en una asignatura se realizó una conferencia llamada “Proceso de negociación Harvard”, la conferencia estuvo dirigida por una invitada internacional muy especial (me reservo su nombre porque no poseo su consentimiento para nombrarla), era una mujer inteligente, estudiada y sobre todo muy amable, que había visitado Harvard University y tuvo el placer de hablar con el hombre que desarrolló ese modelo de negociación, el señor Roger Fisher. En fin, al final de la conferencia, se abrió un espacio para las preguntas, recuerdo muy bien mi intervención, a esta mujer le pregunté “¿Cuál es su secreto para poder conseguir todo sus títulos y logros como profesional?” A lo que ella me respondió “Siempre tu vida debe ser guiada por una ESTRATEGIA”. WOW, algo que parece muy simple, sin embargo, es más complejo de lo que parece a primera vista. Esa frase me marcó tanto, que la tengo anotada en mi agenda.

Es absolutamente fundamental definir el rumbo de nuestra vida, la frase “el que no sabe para donde va, cualquier bus le sirve” es cabalmente cierta, si no sabemos ni siquiera lo que necesitamos para lograr nuestros objetivos, pues sencillamente nunca los lograremos. O ¿cómo crees que conseguimos comprar una pizza? Pues porque sabíamos que necesitábamos de dinero, una pizzería disponible y del tiempo necesario. A eso añadámosle el trayecto que debemos transportarnos para llegar de donde estamos hacia la pizzería. ¿Lo ves? Ideamos un plan y lo seguimos, eso se llama organización y creación de estrategias. Es algo básico que es puesto en practica en nuestro día a día, por los dirigentes de los países y por las grandes empresas multinacionales.

Si deseas algo, necesitas crear un plan para poder lograrlo, así como ser consciente que algunas veces tendrás que cambiar tu ruta porque se te presentarán dificultades en tu camino. Es aquí donde muchos se pierden porque al mínimo tropiezo en el camino, sencillamente abandonan todo lo que ya han atravesado. Por favor ¡No cometas este grave error! No puedes permitir que un suceso inesperado destruya todo el esfuerzo hecho anteriormente, es ahí donde debes ser inteligente y actuar con sabiduría para poder discernir un Plan B, C o hasta D. Cambia las rutas, pero no el destino.

A lo que voy con esto es que para cada cosa que haga frente delante de ti, debes al menos disponer de las ganas de consolidar una estrategia. Sé que muchas veces todo se ve nublado, no sabemos hacia donde ir. En esos casos, personalmente trato de pedirle un consejo a un amigo o a mis padres, así como también le pregunto a Dios cuál es la mejor alternativa para llegar a mi meta. Todos los problemas tienen solución, incluso los que parecen imposibles de descifrar.


Como segundo punto, necesitamos de tiempo y trabajo para conseguir nuestros objetivos. Todas las metas se logran con sacrificio. Eso significa invertir tiempo y sudor de nuestra frente trabajando por ellas.


Tiempo

Hay una frase que dice “la riqueza no se mide en dinero, sino en tiempo” y la verdad es que es así. Imaginemos que una persona A tiene 100 dólares y le tomó 5 horas de trabajo conseguir esa cantidad. Por el otro lado, una persona B tiene los mismos 100 dólares pero le tomó 15 horas de trabajo ganarse el dinero. Ambos tienen 100 dólares, no obstante, la persona A es más rica que la persona B, por el hecho de que es más efectiva en manejar su tiempo para conseguir los 100 dólares. Esta filosofía se basa en no limitar el concepto de riqueza solamente en el dinero, sino en el tiempo disponible para vivir la vida y disfrutar de otras actividades. El tiempo es un recurso que se agota constantemente, cada segundo que pasa es vital en el proceso de lograr tus metas. Tu eficiencia se mide por qué tan productivo seas en el tiempo que la vida te concede, es por eso que es necesario que destines parte de tu día a revisar cómo vas y qué cosas puedes mejorar u optimizar en tu camino hacia esa meta que tanto anhelas.

Sencillo, si inviertes más tiempo en trabajar por tus metas, más rápido las lograrás. Pero claro, el tiempo en sí no es suficiente, necesitamos del factor productivo, es decir, el trabajo.


Trabajo duro

La mediocridad no es una opción. Si de verdad anhelas conseguir lo que te propones debes comprometerte contigo mismo y dar tu mejor esfuerzo. Yo me esforcé toda mi primaria y secundaria siendo un excelente estudiante y ahora mismo, gracias a Dios y mi sacrificio, tengo la oportunidad de estudiar con una beca en una muy buena universidad. Eso no lo conseguí tirado en la cama y esperando que las cosas salieran bien sin hacer nada de esfuerzo, yo me propuse la meta de entrar en la universidad que quería, a estudiar lo que quería y lo logré. No te comento esto para vanagloriarme, sino para demostrarte que sin trabajo duro no hay consecución de objetivos.

Las cosas buenas llevan su tiempo, muchas personas quieren ver grandes resultados de un día para otro, pero como claramente la vida no funciona de esa manera, pues se decepcionan y abandonan sus proyectos poco después de iniciarlos.

Las estadísticas de este Blog me muestran que la gran mayoría de los lectores de este Blog viven en países latinoamericanos, pues porque claramente estos mensajes están en lenguaje español y mi círculo social reside en Colombia.

Durante mi primer semestre de universidad estudié un modelo planteado por Geert Hotstede donde se ilustran las dimensiones culturales de los países, en pocas palabras, se muestran las características muy generales de la cultura de las naciones. Mientras analizaba las similitudes y diferencias entre las dimensiones de los países me di cuenta de que la cultura latina está marcada por tener un alto grado de indulgencia y tendencia al cortoplacismo, es decir, vivimos muy impulsados por los deseos del momento y tendemos a pensar mucho en satisfacerlos en el corto plazo (Hofstede Insights, 2021). Si bien, este modelo da una perspectiva muy amplia y no puede tomarse como algo que se cumple en el 100% de los casos, a mi parecer, sí tiene un cierto grado de aproximación a la realidad.

Tal vez te estarás preguntado ¿cómo se relaciona todo esto con la capacidad de lograr lo que nos proponemos? Pues si analizamos a fondo, nos daremos cuenta de que esta inclinación cultural puede manifestarse inconscientemente sobre nosotros porque muchas veces queremos las cosas enseguida, no tenemos paciencia, lo que nos lleva a renunciar a seguir trabajando por nuestras metas. Ahora, ya que sabes esto, tienes el poder en tus manos de oponerte a esta tendencia cultural que en muchas ocasiones afecta negativamente al entorno donde moramos y nuestra vida misma. No darle prioridad al esfuerzo, a la paciencia y carecer de visión, es como si nosotros mismos nos cortáramos las alas, nos cerráramos las puertas. La constancia es una pieza clave, continuar aunque se avecine una mala temporada. Te aseguro que la disciplina e invertir tiempo de calidad es una fórmula infalible para LOGRAR CADA UNA DE LAS METAS QUE QUIERAS ALCANZAR.


Para finalizar, no existe una edad para renunciar a tus metas, es decir, mientras estés con vida aun tienes chance de lograr tus sueños. Sé que la gran mayoría de los que leen mis mensajes son gente joven y me gustaría decirte algo, esto también va para mi mismo, estamos en la etapa de la vida donde DEBEMOS esforzanos en sembrar, sudarla ahora para construir un buen futuro, en este momento es cuando tenemos la mayor energía, tiempo y la gran oportunidad de aprender el mayor número de lecciones sobre nuestros errores. Es por eso que hoy te invito y te aconsejo a que te tomes la tarea, muy seria, de contemplar tu proyecto de vida, porque eres tú quien decide quien querrás ser en 10, 20, 50 años. Creéme que el esfuerzo y el trabajo honesto tarde o temprano traen grandes recompensas.



Referencias

Hofstede Insights. (4 de septiembre de 2021). COUNTRY COMPARISON. https://www.hofstede-insights.com/country-comparison/colombia/



Si este mensaje fue de tu agrado estaría muy agradecido si lo compartes. Recuerda que puedes comentar en la sección de comentarios como te pareció este mensaje, y sin nada más que añadir, te deseo un excelente día.❤

115 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo